6 de enero de 2018

Wishlist para los feminismos en 2018.

Por: Lola Dolor / Radio Zapote.
 
En algún lugar leí que la palabra de 2017 es “feminismo”, pero en México la realidad parece distinta. Acá la palabra es “feminicidio”.

¿Y lxs feministas? En guerra al interior. No está mal ni bien, es lo que es.

El #24A de 2016 nos enseñó que somos muchxs, inspiró a muchxs, nos reveló una comunidad a la que muchxs nos adscribimos, virtual o no y le mostró al mundo que estamos por todas partes, que somos el tumor cancerígeno inoperable irreductible del cuerpo del patriarcado.

Campañas como #MiPrimerAcoso, #MeToo, #VivasNosQueremos, #NiUnaMenos, #FeminicidioEmergenciaNacional, entre otras, nos permitieron posicionarnos como comunidad internacional, transdisciplinaria e interseccional, amén de los conflictos entre nosotrxs.
 
Hemos ocupado muchos espacios, como que en las oficinas ya existe “la feminista”, en las escuelas ya reconocen a “las feministas”, en las familias ya se quejan de “la prima feminista”, en las redes sociales ni qué decir. Como decía, somos el cáncer del patriarcado que ya se expande sin remedio.

El #24A de 2017 nos enseñó que nuestros conflictos interpersonales y nuestra incapacidad de separarlos de la existencia social de los movimientos feministas pueden funcionar como poderosa quimioterapia contra nosotrxs mismxs, el hermoso tumor cancerígeno del patriarcado.

Así es, las cosas como:

“Desgraciada, misógina, le presté dinero y no me pagó”

“Es antiabortista, ¿cómo se dice feminista?”

“Terminamos por que fue una novia violenta”

“Es perredista”

“Sólo busca protagonismo”

“Me cagan las childfree”

Y una colección de millones de pleitos más que quedará por siempre registrada en Facebook, Twitter y Whatsapp.

Está bien, no somos prefectxs ni absolutamente coherentes, a veces misoginiamos, a veces nos aflora lo machinas, a veces somos unas pasadas de verga, a veces somos groseras y nos hacemos cada chingadera, qué bueno…y no está mal responder, pelear, patalear porque #PasivxsNuncaMás, está bien por que ya aprendimos a no quedarnos calladxs pero a veces nos falta responsabilidad, a veces autocrítica, a veces prudencia y ahí vamos cada quien con su proceso y su existencia, intentando siempre.

A veces resolvemos y salimos bien libradxs de los conflictos, a veces no y eliminamos gente de Facebook, nos agarramos a madrazos y demás chingaderas. Ni pedo, este mundo nos tiene a todxs hechxs mierda y hacemos lo que podemos con lo que tenemos.

(Si quieres leer el artículo completo, puedes cliquear aquí).

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...