6 de enero de 2018

Sobre la Fábula del “Capitalismo Bueno".

Por: Cecilia Zamudio / Pensamiento crítico.


Cada día se incrementa la pobreza a nivel mundial, a la par que las grandes fortunas crecen de manera exponencial: los capitalistas degradan cada vez más el planeta, y esclavizan y cosifican a más seres vivos. Excluyen a millones de seres humanos de una vida sana y digna. Exterminan especies y ecosistemas.

Millones de seres humanos, empobrecidos por el saqueo que perpetran las multinacionales que capitalizan sobre la destrucción de montañas y ríos, terminan apiñándose en los cinturones de miseria de las grandes ciudades.

Se intensifica el éxodo de seres humanos, desde los países más brutalmente saqueados, hacia la Metrópoli del Capitalismo. Pero los países enriquecidos a costa de empobrecer a otros, cínicamente quieren a las riquezas, pero a las personas no. Crecen los muros y las alambradas a la par que disminuye el análisis y la empatía. La arena de las playas se blanquea de la osamenta de miles de naufragados en su intento por huir de la caldera capitalista en que los hombres-caja-fuerte han convertido a sus países, a punta de saqueo y guerras imperialistas.

La patronal de los países de la Metrópoli capitalista, que también intensifica la explotación contra las y los trabajadores de la Metrópoli, y que precariza sus condiciones de vida, necesita un “Chivo Expiatorio" para echarle la culpa que ella no quiere cargar: usa sus medios de comunicación para alienar a las mayorías, aduciendo que la precarización de sus condiciones de vida se debe a: “los inmigrantes". Se intensifica en los medios de alienación masiva la promoción del racismo y del fascismo, incrementando así la división de la clase trabajadora, y multiplicando los niveles de violencia racista.

La violencia contra las mujeres es también intensamente promovida por los medios de alienación masiva, dado que el machismo es una parte fundamental de la superestructura capitalista: galopan las ganancias de unos pocos sobre la monstruosidad del Feminicidio.
La cosificación del ser humano es promovida a saciedad. Y todo valor de “solidaridad" es reemplazado por valores consumistas. La noción de “justicia social" busca ser borrada, y suplantada por la perversa "Caridad", cuando no lo es por el “hedonismo Zen", o ya directamente por el "hedonismo VIP", todavía más egocentrado y triste.

(Si quieres leer el artículo completo, puedes cliquear aquí).

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...